La Responsabilidad se Experimenta y se Modela

 

Cuando se habla de responsabilidad se refiere al proceso de escoger una conducta y asumir las consecuencias de tal decisión. Ninguna persona nace responsable, la responsabilidad es una habilidad que se adquiere poco a poco y como todas las habilidades debe practicarse.

Para poder formar a un hijo en el valor de la responsabilidad no es necesario solo darla y permitir experimentarla, sino además modelarla, es decir, que si se quiere un hijo responsable los padres deben demostrar una conducta acorde, por ejemplo, no es coherente exigir puntualidad en el colegio cuando con frecuencia se asiste tarde al trabajo. De tal manera que la responsabilidad surge, se alimenta y se orienta por los valores que el niño capta en su hogar y en su comunidad.

Que un niño aprenda los valores que los padres desean inculcarle depende en gran medida de su relación con ellos. Los valores se captan y se vuelven parte de la vida de un hijo en virtud del afecto que le une y la identificación que persigue con quienes ama y admira. Y si los padres han logrado desarrollar un gran vínculo de amor y respeto con sus hijos, muy posiblemente serán sus valores, entre ellos la responsabilidad, los que sus hijos absorberán y practicarán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Salesianas de Don Bosco La Santa Sede Conaced Salesianos de Don Bosco